14.11.17

Taller de poesía

Hace tiempo que me preguntan si doy taller de poesía. Suelo dar más talleres de cuento o novela corta, que de poesía (a pesar de que escribo más poesía que narrativa). Bueno, acá está. Un taller breve de poesía, para aprovechar esos últimos días del año en los que todos estamos locos. Un poco de otra locura. Inscripciones abiertas.


10.11.17

Leyendo en Espiche


Leyendo unos poemas durante la presentación de la revista Outsider.


31.10.17

Fragmento de cómo sería un taller

Muchos saben que me la paso dando talleres literarios, en persona y a distancia. Les comparto un video en el que se puede ver, en pocos minutos, cómo son estos talleres (algo así como una muestra gratis). 
En el video (de 3:32 min) hablo del cuento La ventana, de Luciano Lamberti (del libro La casa de los Eucaliptus, Random House, 2017).


Para info sobre talleres: anahiflores.org@gmail.com

24.10.17

Taller de cuento

Hoy es el último día para anotarse en el taller de cuento.
Más info, escribime: anahiflores.org@gmail.com


17.10.17

Espías en los túneles del tiempo



Muchas gracias a Josefina Fonseca, que reseñó Ciertas horas de la primavera para Sólo tempestad. Josefina dice cosas como ésta: "La urgencia siempre está en el cómo, en la forma en que la autora va tensando los versos hasta el límite de ese minuto que se deshace, dejándonos ante una postal irreversible, una anécdota con la que nada podemos hacer"
Pueden leer todo lo que ella dice sobre el libro, entrando aquí.



12.10.17

Presentación de Outsider La Revista

Este sábado, en Espiche, se presenta #OutsiderLaRevista.

Leeremos Luis Mey y yo, charlarán Elsa Drucaroff y Patricia Suárez, responderá Claudia Aboaf, musicalizará djAnnie (BabeRuthless Ann), le pondrán el acento barroco Juana Victoria Torres Varela y Daniela Bonfanti.

Producen, corren, tipean, dirigen, diseñan y todo lo demás: Valeria IglesiasMarcos Bertorello, Lina Boselli, Alexandra Jamieson Escritora, Daniel Acosta y Dalmiro Zantleifer Ojeda.




10.10.17

Fragmento de cómo sería un taller

Muchos saben que me la paso dando talleres literarios, en persona y a distancia. Les comparto un video en el que se puede ver, en pocos minutos, cómo son estos talleres (algo así como una muestra gratis). 
Hablo del cuento Desayuno perfecto, de Alejandra Kamiya.


Para info sobre talleres: anahiflores.org@gmail.com

3.10.17

Taller de cuentos epistolares

Se viene el taller de cuentos epistolares. Acá va toda la info. Si hay dudas o directamente quieren anotarse, mándenme un mail: anahiflores.org@gmail.com

26.9.17

La poesía propone un reencuentro con lo instintivo


Hace unos días, Florencia Naiman me hizo unas preguntas. Aquí les comparto una de mis preferidas, pero si quieren leer la entrevista completa, pueden darse una vuelta por la Revista Oz.

En tus textos se nota un tratamiento particular de lo cotidiano, se da cierto extrañamiento frente a la experiencia de lo doméstico, ¿cómo pensás la relación entre literatura y realidad?


A decir verdad, no pienso mucho en la relación entre literatura y realidad. Suelo escribir a partir de lo que veo. A veces, en lo que llamamos realidad aparecen pequeñas grietas o portales, y por ahí uno se asoma a otras realidades (o a otras partes de esta misma realidad). Lo que trato de hacer es ordenar todo eso en palabras, sin proponerme alterarlo.

19.9.17

Entre vidas

Foto: Analía Brown
Link a Entre vidas


La escritora Anahí Flores habló con Entre Vidas de su libro de poemas Ciertas horas de la primavera, publicado por La Carretilla Rojas. En dicho libro, la autora señala que vio cada poema como una instantánea urbana en movimiento y que el nombre del libro tiene que ver con que fueron escritos durante esa época del año. Además, adelantó que está en etapa de revisión y corrección de dos libros que serán publicados el año que viene por Alto Pogo y por Qué diría Víctor Hugo?, dos editoriales de La Coop.



¿Qué rituales tenés al momento previo a escribir?
En el momento previo a escribir más que rituales tengo excusas. Hago un mate, luego agarro algo para comer, respondo algún mail para no dejarlo para después. Puedo hacer de todo para retrasar el momento de sentarme y arrancar (releo esto que escribí y noto que abundan los “para”. No es casual, tratándose de excusas).

¿Con qué frecuencia escribís?
Eso depende de a qué llamamos escribir. Todo el tiempo estoy escribiendo, a veces mentalmente. Otras, ni siquiera en la mente, sino en algún lugar más sutil como la intuición. Pero si te referís a poner las manos sobre el teclado o agarrar una birome (yo soy de las que siguen escribiendo en cuadernos), podría decirte que casi todos los días, un poco.

¿Quién te inculcó el amor por la literatura?
No es una persona en particular, si no, ¡qué responsabilidad! A la literatura entré leyendo, y ahí los responsables fueron mis padres. A escribir arranqué después, a los trece años, aunque tengo algún que otro texto anterior.

¿Cómo fue el proceso de selección de los poemas que aparecen en tu libro Ciertas horas de la primavera?
En realidad, no los seleccioné, sino que los escribí en serie. Me gusta mucho producir en serie y así, también, nacieron mis libros anteriores. Es como si escuchara una melodía y quisiera hacer muchas variaciones, hasta agotarla. Cuando la agoto, concluye la serie. En el caso de Ciertas horas de la primavera, veo cada poema como una instantánea urbana en movimiento.

¿Por qué decidiste ponerle ese nombre al libro?
Porque lo escribí en primavera. Porque siento la primavera en esas páginas. Porque cada poema ocurre a una hora diferente del día. Porque los poemas van desde la mañana temprano hasta la noche tarde y luego el libro termina.

¿Cuál es tu poema preferido del libro y cuál es el que destacan los lectores?
No me sale un poema preferido… Sería como elegir un hijo preferido, ¿no?
Pero no quiero escapar a tu pregunta, a ver… Releo ahora y elijo el de las 6 PM. Sin embargo, no me tomes muy en serio, tal vez si releyera el libro mañana, elegiría otro.
Con respecto a cuál destacan los lectores, por suerte suelen mencionar diferentes poemas y eso me deja más tranquila que si sólo comentaran uno.

¿Cómo surgió la posibilidad de publicar el libro con La Carretilla Rojas?
Le escribí a Mauro Quesada, el editor, porque me había gustado el formato pequeño y artesanal de los libros. En el acto charlamos (todo por mail), leyó algunas propuestas que le envié y eligió Ciertas horas. El resto fluyó perfecto: de la tapa se encargó él (la ilustración es de Diego Berger) y para la contratapa tuve el honor de contar con Jorge Aulicino.

¿Qué libros de los que hayas leído últimamente recomendarías?
Tengo cierta resistencia a recomendar libros, lo que me apasiona a mí puede resultarte indiferente a vos o a quien sea. Te cuento de mis últimas lecturas preferidas: en marzo leí (y releí varias veces) El libro de las pesadillas, de Galway Kinnell. En abril, y gracias a la recomendación de mi amigo Ricardo Bada, devoré Contra el viento del norte, de Daniel Glattauer. Y en junio, me dejé llevar por Stoner, de John Williams, gracias a mi amigo Sebastián Grimberg que, como no quería prestarme su ejemplar, terminó regalándomelo para mi cumpleaños.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?
En este momento estoy en plena revisión de Criaturas, que es un libro de cuentos que saldrá este año por Alto Pogo. También estoy terminando de pulir Quizá en otro momento, poemario que editará Qué diría Víctor Hugo? el año que viene. Pero todo eso es revisión. Escribir, estoy escribiendo una serie de poemas que se desató en el mismo momento en que me mudé a Florida, o sea hace unos meses. Por el momento, sigue creciendo.